La ley del Espejo de Yoshinori Noguchi

En la información de wasap me ha venido el vídeo que presento debajo. Me parece súper importante.
Hay que tener tiempo y dedicación. Siento que si lo haces es un gran logro…
Te invito a los ocho pasos:
1 Lista de las personas a las que no puedo perdonar y lista de las personas que se que me haría muy bien perdonar. La relación con los padres es especialmente importante. Pregúntese si no le reprocha nada. Los ex, incluso los que han fallecido. Los que no puede perdonar vivos o muertos.

2 Exprese sus sentimientos. Los sentimientos que tenía en esos momentos. Más que las situaciones concretas. Dolor, tristeza, imbécil… No te controles. Llora tanto como puedas. Después de haber escrito todo rompe y tira a la papelera.

3 Busca el motivo de aquellos actos. Los motivos que pueden hacer actuar a las personas se dividen en dos partes buscar placer o evitar el dolor. Imagina las causas y escríbelos. Cuando los escribas luego no juzgues solo intenta comprender la inmadurez, la incomprensión. Comprendemos que los actos de los otros son por su inmadurez. Céntrate en los motivos que los llevaron a actuar. Al igual que yo lo puedo desear, el o ella también quería sentir placer o evitar dolor

4 Escriba todo aquello que quieres agradecer a aquella persona.

5 Usa la fuerza de las palabras: Para mi propia felicidad, paz y libertad perdono a … No hace falta que lo sienta en el corazón. Puedes decirle simulándolo. Repítelo unos 10 minutos hasta media hora. 

6 Escriba aquello de lo que querría disculparse

7 Escribo aquello de lo que ha aprendido. Si piensas como podrías haberte tratado con aquella persona para ser más felices.

8 Le perdono: Perdono a… No importa que todavía no puedas perdonas busca decir Gracias y recuerda el rostro de la persona.

Si has sentido agradecimiento hacia esa persona y sientes que te quieres disculparte aprovecha que lo sientes y así la vida de muchas personas va a cambiar de forma saludable. Será muy beneficioso si te concilias de corazón con ellos. Cuando os disculpas o dar las gracias, sólo transmite, incluso aunque os rechazan. Esta persona puede estar dolida. De todas formas por actuar os tenéis que valorar y por haber perdonado. Así dejas de ser la víctima y eres el responsable de tu vida.

La ley de lo inevitable. Todos los problemas que surgen en la vida surgen para darnos cuenta de algo importante. Los problemas surgen para que a través de su solución se solucione. 

Con este libro amplia el círculo de personas felices.

Fuente Yoshinori Noguchi

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario